▷ Como Elegir tu saco de dormir Ideal → Guia de Compra【2021】 Saltar al contenido

Guía de Compra para Conseguir tu Saco Ideal

En esta sección de nuestra web te vamos a enseñar cuales son los puntos clave en los que te tienes que fijar para conseguir el mejor saco de dormir que se adapte a ti.

Principalmente son 3 los aspectos que definen un buen saco para dormir, el relleno del que está formado, la temperatura que aguanta y el tipo y dimensiones que tiene dicho saco.

saco de dormir momia

El relleno


El saco de dormir no genera calor directamente, si no que el calor que desprende nuestro propio cuerpo se acumula en el saco y este lo “almacena”. ¿Por qué es importante esto te estarás preguntando?

Pues porque cuanto más volumen tenga nuestro saco, es decir, relleno, más calor será capaz de almacenar. Por eso es importante conocer la cantidad y calidad del relleno que tiene nuestro saco.

Por ejemplo, si comparamos 2 sacos de dormir con el mismo peso pero fabricados con materiales distintos, uno con fibra y otro con plumas, el de plumas conservará mejor la temperatura porque se expande mejor que la fibra y por lo tanto calentará más.

saco de dormir carrefour

Sucede lo mismo también en cuanto a la calidad del relleno. 2 sacos con el mismo peso y tipo de relleno, en este caso pluma, nos proporcionará mas calor el que mayor calidad posea.

Mayoritariamente hay 2 tipos de rellenos:

Fibra Sintética


Normalmente los sacos fabricados con este tipo de relleno suelen estar hechos de polyester. Estas bolsas para dormir, destacan por ser más económicas e hipoalergénicas que los sacos de pluma.

Es capaz de mantenerte aislado si se moja el exterior del saco, y por lo general se suelen secar mucho más rápido que uno de plumas. También tienen una duración más larga de vida útil.

Si tienes previsto ir de camping, o necesitas un saco muy fino para dormir en algún refugio o albergue, el saco de fibra sintética es tu mejor opción. Ademas con los avances actuales han ido mejorando sus prestaciones y algunos se asemejan a la calidad que ofrecen los sacos de plumas.

Pluma


Este tipo de relleno, está fabricado con plumas de pato o de ganso. Suelen ser los sacos más comunes de todos, aunque también son los que más cuestan.

La gente suele decantarse por este tipo de relleno debido a que son muy ligeros y se pueden comprimir. También son los más cómodos en condiciones secas y con mucho frió.

Si eres de los que está continuamente de viaje y llevas el saco contigo a todas partes, la pluma es sin lugar a duda tu mejor opción. Ofrece una excelente relación calidad/peso y hasta el dia de hoy es el mejor material de relleno posible para un saco de dormir.

Temperatura


La temperatura de un saco de dormir se suele medir por una escala que se creo gracias a la norma Europea 13537 y sus dos principales rangos a tener en cuenta son:

  • Temperatura de confort.
  • Temperatura limite.
  • Temperatura extrema

La temperatura extrema esta considerada como la temperatura en la que una persona entraría en estado de hipotermia nada mas alcanzarla, es decir, se empezaría a congelar. Normalmente esta medición suele ser de unos -25 ºC.







La temperatura limite, es la temperatura a la que puedes sobrevivir en ese saco durante 6 horas sin entrar en hipotermia. Lo más aconsejable, es tomar la temperatura de confort como base, porque nos indica la temperatura a la que podemos estar sin empezar a pasar frió.

como elegir saco de dormir

Todo esto está muy bien, pero no olvides que esto no son mas que mediciones y tenemos que tomárnoslas como tal, ya que dependiendo de cada persona y circunstancia en la que se encuentre no se cumplirán estas mediciones.

Estos baremos se establecieron en laboratorios específicamente diseñados para ello con cámaras térmicas para simular las condiciones ambientales exteriores. Por eso volvemos a insistir en que son mediciones representativas.

Por todo esto, lo más aconsejable es elegir un saco de dormir que soporte una temperatura de confort más baja de la temperatura minima ambiental donde pasemos la noche.

Por ejemplo si vamos a dormir en una zona donde por la noche suele haber 5 ºC, lo ideal es que elijamos un saco con temperatura de confort inferior a 5ºC.

Tipo y tamaño


Las dimensiones de nuestra bolsa de dormir también son muy importantes, ya que si solemos hacer viajes muy largos nos vendrá mejor que nuestro saco ocupe el menor espacio posible comprimido y que su peso no sea excesivo.

También hay que tener en cuenta la longitud que tiene estirado, sobretodo si eres de las personas que se mueve mucho durante la noche porque puede que no descanses de la mejor manera posible.

saco de dormir rectangular

En cambio, algo demasiado grande nos puede perjudicar de forma notable, ya que nos incrementa las probabilidades de pasar frió por la noche y hace que nuestro saco nos proteja menos de temperaturas exteriores.







En cuanto a los tipos de sacos de dormir que existen, podríamos destacar principalmente 3:

  1. Forma de momia. Este tipo es el más común, y es el más recomendable para ambientes fríos porque conserva 100% la eficiencia calorífica del saco.
  2. Forma rectangular. Muy recomendable para personas que se mueven mucho a la hora de dormir, aunque este tipo no es muy recomendable para ambientes fríos ya que la perdida de calor es mucho mayor.
  3. Forma doble. También llamado saco de dormir para parejas. Es como un saco de los otros 2 tipos anteriores, solo que algunos individuales tienen la opción de poder unirse a otro saco y utilizarlo para dos personas.
saco de dormir doble
En algunos sacos se puede juntar un saco con apertura del lado derecho con otro que lo tenga del lado izquierdo y formar un saco doble o de pareja.

Como conseguir tu mejor saco


Una parte fundamental que tienes que tener en cuenta a la hora de elegir tu saco,  es que no hay un saco que nos valga para todo. Con un saco de muy buena calidad podemos pasar demasiado calor en verano y con uno muy barato pasaremos frió en invierno.

Por lo tanto lo primero que tenemos que decidir, es que uso le vamos a dar a nuestro saco de dormir.

Si solo lo vas a utilizar para rutas de verano donde el tiempo sea más o menos cálido, con un saco ligero de 10 o 15 ºC estarás más que servido. Los hay desde poco más de 30€, y con uno de esos será suficiente para nuestros viajes en bicicleta,senderismo o camping.

saco de dormir doite

Si por el contrario lo quieres utilizar en condiciones duras o principalmente durante el invierno, tendrás que gastarte un poco más. A medida que bajemos la temperatura de confort de nuestro saco, el precio se dispara, por lo que debes ajustarte bien a la temperatura ideal para no pasarte.

Por ejemplo, si vamos a estar en limites de -10ºC con un saco que tenga temperatura de confort de -12 o -14 ºC será más que suficiente para protegernos.

Ademas si compramos un saco que sobrepase por mucho el limite de confort nos dará demasiado calor y el gasto de dinero será excesivo.

que saco de dormir comprar

¿Como mejorar el confort térmico de nuestro saco?


Una vez adquirido nuestro saco de dormir, te vamos a decir unos pequeños consejos, para que puedas sacarle el máximo partido posible y no te arrepientas de haber comprado el producto.

  • Lleva un gorro de lana o una braga en el cuello para las noches frías.
  • Utiliza un buen aislante o esterilla debajo del saco cuando lo vayas a usar.
  • Cuando vayas a dormir, intenta siempre que puedas, estar bien hidratado, alimentado y no excesivamente agotado.Todos estos factores influirán en la termorregulación de tu cuerpo.
  • Coloca la tienda en un sitio donde este protegida del viento y que al amanecer le de directamente el sol.
  • Evita meterte en el saco con prendas húmedas o poco transpirables, ya que aumentará tu sensación de frió. Con una capa ligera de ropa limpia es suficiente.
  • Si vas a dormir al raso, es más que recomendable que utilices una funda de vivac como complemento.
  • Si tienes un saco de plumas y le vas a dar un uso muy intenso, te recomendamos que lleves un saco-sabana(de seda a poder ser) para no tener que lavar el saco con tanta frecuencia.
  • A la hora de guardar el saco no hay que enrollarlo sino embutirlo.
  • Para situaciones de temperatura extremas procura meterte en el saco cuando todavía estas caliente, no cuando empieces a tener frió. Incluso cenar ya metidos en el saco es una buena opción.
  • En situaciones extremas de temperatura, es más que recomendable taparse la boca, ya que al respirar aire muy frió los pulmones pueden llegar a verse afectados.

⚠️ ¡Atención! ⚠️

Por favor, ayúdanos a que esta información llegue a la mayor cantidad posible de personas. No somos nadie para pedirte algo y mucho menos para obligarte a hacerlo, pero con tan solo un clic puedes hacernos muy felices, tanto a nosotros como a alguien con tu misma duda, compartas este post o no muchísimas gracias por haberlo leído =)